Fuerteventura y Corralejo, Semana turística en la Feria internacional de Turismo de Madrid (Fitur)

Corralejo se promociona en Fitur como el destino emergente más importante de Europa.

  • Corralejo destaca en Madrid el premio concedido por TripAdvisor
  • El nuevo embajador de Estados Unidos en España visita el expositor de Corralejo en Fitur LGBT
  • La alcaldesa ofrecerá mañana una conferencia sobre el segmento LGBT junto a Maspalomas e Ibiza
  • Se subraya la importancia del municipio como plató de cine tras el rodaje de “Exodus” y “El dictador”

Corralejo Grandes Playas y el resto del municipio de La Oliva han iniciado esta semana su promoción turística en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) destacando el reciente galardón otorgado por el portal TripAdvisor, que certifica que la zona turística del Norte de Fuerteventura es el destino emergente más importante de Europa y el noveno del mundo. Un galardón conseguido gracias a las opiniones y puntuaciones de los propios usuarios de TripAdvisor, uno de los portales de turismo más importantes del continente.
La alcaldesa de La Oliva, Claudina Morales, y el concejal de Turismo, Marcelino Umpiérrez, asistieron a la inauguración de la feria madrileña, la más importante de España y la tercera más relevante de Europa junto a Londres y Berlín, con la intención de profundizar en la promoción del municipio entre los agentes turísticos de la Península. Los síntomas de recuperación del turismo peninsular registrados en el último trimestre de 2013 podrían extenderse al año 2014, según las previsiones apuntadas en Madrid por la patronal turística.
Corralejo Grandes Playas estrena, además, un expositor propio en el denominado pink corner, en el que se dan cita algunos de los destinos y empresas que apuestan por el segmento LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales).  Esta iniciativa sitúa a Corralejo junto a dos destinos ya consolidados en este segmento y que permitirá a la prensa especializada conocer aún más la zona turística del Norte de la Isla y sus atractivos para la comunidad LGBT. Destacan así los esfuerzos de Fuerteventura y Corralejo para promocionarse como destino tolerante y “gayfriendly”; también con la presentación del cartel de la próxima edición de “Rainbow Fuerteventura”, que se celebrará del 4 al 8 de diciembre.

Rainbow Fuerteventura
Rainbow Fuerteventura

También se ha destacado la creciente importancia del municipio como plató de cine tras el rodaje de “Exodus”, de Ridley Scott, la película americana “El dictador” o “El invasor”, la última producción del director Daniel Calparsoro.  
Otra de las propuestas interesantes de Fuerteventura son las excursiones náuticas en Corralejo, y FuerteCharter también pone su granito de arena para conseguir ese galardón de Tripadvisor, ya que somos la atracción nº1 en toda Canarias, algo que nos enorgullece.

Con nuestras excursiones en Fuerteventura, los paseos en barco y el alquiler de embarcaciones contribuimos a que el turismo que nos llega descubra las maravillas de esta zona norte que tanto se está promocionando y que tanto enamora, ayudando así a la fidelización.

El Equipo  de FuerteCharter

Josefina Plá: Dama de la Cultura

El Islote de Lobos —al que acudimos casi a diario con nuestras excursiones en barco desde Corralejo, para enseñarle a los visitantes los encantos de su costa y de sus aguas—, vio nacer a la artista literaria Josefina Plá el 9 de noviembre de 1903: hija de Leopoldo Plá, descendente de alicantinos, y de Rafaela Guerra Galvaní.
Encajar a Josefina Plá en una única disciplina es complicado, ya que a parte de poetisa, dramaturga, ensayista, narradora y periodista, también fue una conocida ceramista, crítica de arte y pintora.
Fue bautizada en la iglesia de Femés e inscrita en el registro civil del municipio de Yaiza (Lanzarote), pero la profesión de su padre, torrero de faros, hizo que con tan solo 5 años abandonara  las Islas Canarias, para recorrer la geografía española por sus hermosas costas. Así fueron a vivir a Valencia, Bilbao y otras muchas ciudades entre las que transcurrió gran parte de la formación académica de su infancia y adolescencia.
Un entorno familiar en el que la cultura tenía mucho peso le aportó una base literaria bastante sólida y un gran amor por las lenguas, y con 18 años ya dominaba el francés, el inglés, tenía conocimientos de latín y era capaz de realizar traducciones del alemán. Además, su vertiente artística no se limitaba a las letras, sino que había despuntado con algunas creaciones en cerámica, dibujo y pintura.
En 1926 conoció en Villajoyosa, Alicante, al ceramista paraguayo Andrés Campos Cervera, reconocido internacionalmente por el pseudónimo de Julián de la Herrería, con quien se casaría dos años después y con el que marcharía en 1927 hacia Asunción, Paraguay, ciudad en la que pasó el resto de su vida y donde desarrolló toda su carrera y cultivó todos sus éxitos.
La llegada al país que la adoptaría no fue un camino de rosas y tuvo el rechazo de una parte de la aristocracia paraguaya, que la consideraban una “gitana advenediza” y estaba en contra de sus procedimientos. Esto sin embargo, no le impidió cosechar una rica producción artística e intelectual.
Josefina Plá está considerada como una de las principales representantes de la Generación del 40, una luchadora por los derechos humanos y una de las primeras activistas del feminismo en Paraguay, lo que en 1977 la convierte en “Mujer del año”, en Paraguay y “Dama de Honor de la Orden de Isabel la Católica”, en España; entre muchas otras distinciones como: la de miembro de la Academia Internacional de Cerámica, con sede en Ginebra, Suiza; la Medalla del Bicentenario de los Estados Unidos de América (1976); el trofeo “Ollantay” a la investigación teatral, de Venezuela (1984); la condición de Consejera del Vice Ministerio de Cultura del Paraguay; la “Orden Nacional del Mérito” en el grado de Comendador, del gobierno paraguayo (1994); la Medalla de Oro de las Bellas Artes de España (1995); el galardón por su defensa de los derechos humanos, otorgada por la Sociedad Internacional de Juristas; la de miembro de las Academias Paraguaya de la Lengua, de la Historia Paraguaya y de la Historia Española; la de finalista en el concurso de méritos para el Premio “Príncipe de Asturias”  y también Doctora honoris causa de la Universidad de Asunción (1981); la de su postulación para el “Premio Cervantes” , máximo galardón de las letras hispánicas, en los años 1989 y 1994 y la “Ciudadanía Honoraria” conferida por el Parlamento paraguayo en 1998, entre otras.

excursiones en barco desde corralejo

Josefina Plá fue una autora prolífica, con más de 60 libros publicados, entre poemarios, obras de teatros, cuentos breves, ensayos, críticas… que siempre tuvo claro que la mejor manera de renovar e impulsar la cultura consistía en saber compaginar investigación, creación y enseñanza; por lo que creó la Escuela Municipal de Arte Escénico, donde fue docente por veintidós años, el Centro Arte Nuevo, el Museo Julián de la Herrería y participó en la formación del círculo artístico-literario “Vy’á raity” (nido de alegría), que tenía por principal objetivo impulsar la cultura paraguaya más allá de sus fronteras.
Josefina falleció en Asunción, el 11 de enero de 1999, después de toda una vida trabajando para llevar la modernidad al arte y la literatura en Paraguay, y fue una guía para muchas generaciones de artistas y de escritores, lo que le valió el título que mejor la define: Dama de la Cultura.

En FuerteCharter, con nuestras excursiones en barco desde Corralejo, queremos no solo mostrarte el encanto natural que nos rodea en esta isla de Fuerteventura, sino también enseñarte la historia de este pequeño gran paraíso.

 

El equipo de FuerteCharter 

 

 

 

Conoce a la Pardela Cenicienta en nuestras excursiones en barco

En esta aventura en la que nos hemos embarcado, de querer acercar al mundo las maravillas de vivir en un paraíso como es Fuerteventura, sentimos la obligación de hablar de todos aquellas especies animales que nos acompañan día a día en nuestras excursiones en barco por esta zona del Atlántico.

En esta ocasión, para inaugurar nuestra sección de aves de Fuerteventura, queremos daros a conocer la pardela cenicienta, que vuela alrededor de nuestro barco, que anida —para reproducirse y criar—, en uno de nuestros destinos favoritos, la Isla de Lobos, al que acudimos a diario en nuestras excursiones en barco.

Las paderlas son aves marinas, de especie pelágica, que tan sólo abandonan el mar abierto para reproducirse. Su medio, por tanto, es el mar y realizan grandes desplazamientos para buscar alimento que recogen de la superficie marina mientras vuelan.

 

excursiones en barco
© Teolucas

La pardela cenicienta, característica de nuestras islas, debe su nombre común al color gris ceniza de su plumaje. Vuela y pesca en grupos, y vuela muy bien con fuertes vientos. Es capaz de atravesar el océano Atlántico y regresar cada año a los mismos lugares de cría.

Son aves de tamaño medio (40-45 cm.), provistas de largas alas y pueden llegar a vivir hasta 30 años de manera natural.

Canarias, zona de reproducción y cría

En Canarias se encuentra la mayor parte de la población de pardela Cenicienta, superior a las 30.000 parejas, seguida de Baleares, Chafarinas y otros islotes mediterráneos.

Solo vienen a tierra, a la costa, a fin de reproducirse, y cuando regresan a su nido, cerca de las zonas de nidificación, emiten unos sonidos nasales y guturales muy característicos. En Fuerteventura, es un clásico, en zonas de costa de poca luz, escuchar el graznido de las pardelas que se acercan a tierra y que reciben respuesta de las que ya están en la misma; anuncian así su llegada de manera escandalosa. Además, cuando se acercan a tierra para criar, esperan la oscuridad de la noche para pasar desapercibidas con facilidad.

Reproducción

Se acercan a nuestras costas en el mes de marzo, en bandos numerosos de entre 300 y 400 ejemplares, momento de intensa actividad social en las colonias de cría. Acuden para ello, principalmente, a islas e islotes, aunque también a acantilados costeros. Utilizan oquedades naturales (cuevas, huras, grietas…) o las excavan, llegando a utilizar como refugio arbustos densos y rocas.
Es el momento de la cópula y es a mediados de mayo cuando ocurre la puesta.

Cría

Ponen un solo huevo cada año que nunca es repuesto si se pierde; solo la mitad de las pardelas que empiezan a criar cada temporada consigue sacar adelante a un pollo hasta su completo desarrollo.

La incubación del huevo es responsabilidad tanto de la hembra como del macho, solo uno de ellos abandona el nido para traer alimento a la pareja, que puede permanecer entre 3 y 9 días sin salir del nido protegiendo al huevo.

La sincronía entre la pareja debe ser perfecta y debe mantenerse durante todo el período reproductor.

excursiones en barco pardela cenicienta
www.amigosdelaspardelas.com

A finales de julio se produce la eclosión del huevo. El pollo, de color gris ceniza, nunca estará solo en su hura o nido, uno de los padres estará siempre a su lado mientras el otro sale en busca de alimento para la familia. Los adultos ceban al pollo con bogas, calamares, caballas, capturadas en alta mar que llevan al nido en el buche parcialmente digerido.

Después de unos 50 días alimentados por sus progenitores es el momento de que los polluelos comiencen a volar y tratar de procurarse su propio alimento en la superficie del inmenso océano. Abandonan la costa de forma instintiva en mitad de la oscuridad de la noche para dirigirse al mar, aunque no todos lo logran ya que  muchos resultarán desorientados por la contaminación lumínica.

Desde hace unos años, los pueblos costeros de Fuerteventura, en época de abandono del nido de los pollos de pardela, apagan sus luces para contribuir a que estos polluelos que tanto han protegido sus progenitores alcancen alta mar.

En diciembre acaba la temporada reproductora y comienzan a migrar, y no será hasta febrero del siguiente año que vuelvan a sus nidos a repetir la reproducción. Los jóvenes no volverán a pisar tierra en sus lugares de nacimiento hasta alcanzar la madurez sexual, después de entre 2 y 9 años.

Las aves que crían en islas atlánticas se dispersan por las costas de África occidental hasta el África del Sur.

Si vienes a Fuerteventura, o si ya eres uno de los residentes de este rincón de la macaronesia, no olvides que debes escuchar el canto de la pardela. En nuestras excursiones en barco puedes encontrarla  cuando navegues hacia la Isla de Lobos, es uno de esos espectáculos que nos regala la naturaleza.

Equipo de FuerteCharter

Cetáceos en Fuerteventura II: características y clasificación

Como comentábamos en el artículo anterior, en las aguas que rodean las costas de nuestro archipiélago pueden distinguirse hasta 30 especies de Cetáceos diferentes.
La principal clasificación que podemos hacer de estos grandes mamíferos marinos nos permite dividirlos en tres grandes grupos: Ballenas y Rorcuales, Zifios, y Delfines y Calderones.
En ocasiones, como ya hemos comentado, estos grandes mamíferos se acercan a nosotros, en nuestras excursiones en barco, y hacen de nuestra aventura una experiencia inolvidable.

Ballenas y Rorcuales
Estos cetáceos son los de mayor tamaño que se pueden observar en Fuerteventura.
Las ballenas y rorcuales están representados en las aguas de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura por varias especies emblemáticas, como son el cachalote, el rorcual común y el rorcual tropical.

– Rorcual común (Balaenoptera physalus)
El rorcual común es el cetáceo más grande que podemos observar en Fuerteventura. Su tamaño solamente es superado por la ballena azul, que se ha visto muy rara vez en Canarias, en islas como Tenerife y La Gomera. A veces salta fuera del agua y puede alcanzar velocidades de 30 km/h. Puede llegar a medir hasta 26 metros, aunque es algo excepcional y la media suele estar muy por debajo.
rorcual_comun
Una de las maneras de identificarlo es por su pigmentación asimétrica: el lado derecho tiene el labio inferior de color blanco, y el izquierdo es de color gris.

– Rorcual tropical (Balaenoptera edeni)
El rorcual tropical es un cetáceo solitario al que rara vez se le puede ver en grupos grandes, aunque tienden a congregarse en sitios donde abunda el alimento (se alimenta de sardinas y caballas, así como de krill).
A pesar de su tamaño (las crías pueden pesar hasta 900 kg al nacer), es un animal ágil y su forma de nadar se parece más a la de un delfín que a la de una ballena, llegando incluso a saltar fuera del agua.
rorcual tropical
Es un animal muy curioso, se acerca a los barcos con facilidad, rodeándolos o nadando junto a ellos.
En Canarias podemos observarlo desde finales del invierno hasta el verano.

– Cachalote (Physeter macrocephalus)
Es la única de las grandes ballenas que posee dientes. Se alimenta de peces y de grandes cefalópodos, como calamares gigantes.
Es capaz de permanecer sumergido más de 2 horas, nadando a profundidades de hasta 3 km en busca de alimento.
Vive en grupos, tanto de “solteros” (formado por machos jóvenes sexualmente inactivos) como de crías, formados por entre 20 a 25 animales, si bien pueden llegar a ser más numerosos.
cachalote
Es el animal que posee el cerebro más grande de la naturaleza. Además, sus dientes son también los más grandes del reino animal, llegando a pesar hasta 1 kg y medir unos 20 cm cada uno.
Los machos adultos pueden medir 20,5 m.
Suele descansar flotando inmóvil a la deriva.
Su ancha cola es fácilmente reconocible cuando la levanta para sumergirse. 

Zifios
Los zifios son los cetáceos menos conocidos de todos, e incluso algunas especies no se han visto nunca con vida. En muchos casos lo que sabemos de ellos es únicamente por el estudio de animales encontrados muertos. Hoy por hoy se conocen 20 especies, aunque se cree que pueden existir algunas aún por descubrir. En Canarias los más comunes son el zifio de Blainville y el zifio común o de Cuvier.

– Zifio de Blainville (Mesoplodon densirostris)
Los machos tienen un par de dientes grandes que crecen en unos abultamientos muy pronunciados de su mandíbula inferior, por lo que es muy reconocible cuando se le observa. Aunque no es un animal fácil de ver, es de los zifios que más posibilidades ofrecen. Realiza inmersiones poco profundas de entre 20 y 40 segundos, aunque puede llegar a los 45 minutos cuando va en busca de comida.
zifio blainville
El zifio de Blainville tiene los huesos más densos de todo el reino animal.
Los dientes característicos no salen en las hembras, aunque cuentan con bultos similares en la mandíbula, menos pronunciados que los de los machos.

Zifio común o de Cuvier (Ziphius cavirostris)
Es uno de los miembros mejor conocidos de esta familia de cetáceos y, aunque es difícil verlos, Canarias es uno de los sitios idóneos para hacerlo. Presentan una gran variedad de colores. Los ejemplares adultos son de color blanquecino (pueden confundirse con el calderón gris) y tienen el cuerpo surcado de cicatrices. Tienen dos dientes pequeños en la punta de la mandíbula inferior; la aleta dorsal puede ser baja y de forma triangular, con el borde posterior casi recto, aunque en ocasiones se ven ejemplares con la aleta más curvada.
zifio cuvier
Los recién nacidos miden entre 2 y 3m de longitud, mientras que los ejemplares adultos pueden llegar a los 7m.
Su color varía dependiendo del sexo y la edad.
Sus inmersiones pueden durar entre 20 y 40 minutos.

Delfines y calderones
Los delfínidos son la familia de cetáceos más extensa e incluye tanto a delfines y calderones como a orcas y marsopas.
La imagen de los delfines es ampliamente conocida, con su pico como principal característica, aunque no es un elemento de clasificación. Los calderones muestran la cabeza redondeada, con ausencia de pico, y Canarias es uno de los lugares privilegiados con poblaciones residentes en sus aguas.

– Delfín común (Delphinus delphis)
Es fácilmente reconocible por su patrón de color, con una “v” oscura justo debajo de la aleta dorsal, o bien por su dibujo en forma de reloj de arena. Suele verse en grupos muy numerosos, llegando a verse e incluso oírse sus saltos desde lejos. Sus chillidos agudos se pueden escuchar fuera del agua y sus inmersiones pueden durar hasta 8 minutos, aunque habitualmente son de 10 segundos a 2 minutos.
delfín común
Es un delfín muy activo, le gusta dar espectaculares saltos fuera del agua, a veces incluso saltos mortales.
Es uno de los cetáceos más abundantes del planeta, con una población total que se estima en varios millones de ejemplares.

Delfín mular (Tursiops truncatus)
Es el delfín más conocido, visto habitualmente en delfinarios como parte de espectáculos acuáticos así como en series de TV y películas. Tiene una coloración muy variada, aunque según la incidencia de la luz puede parecer de color gris uniforme.
Cuando se alimenta, los ejemplares se ayudan entre sí, llegando en ocasiones a cooperar con pescadores locales.
Delfin_mular
Es un delfín muy fuerte y robusto que puede llegar a medir hasta 3,9 m de longitud.
Suele saltar delante de los barcos y es muy curioso y activo.

Delfín moteado (Stenella frontales)
Es un delfín muy activo y un estupendo saltador, alcanzando algunas veces gran altura en el aire, donde parece quedarse suspendido antes de caer entre grandes salpicaduras. Los recién nacidos no presentan manchas: éstas aparecen a medida que van creciendo, haciéndose más grandes y numerosas en los ejemplares más viejos.
delfin moteado
Le gusta seguir las estelas de los barcos y son muy amistosos, incluso acercándose a los buceadores bajo el agua.
Es una especie exclusivamente atlántica y cada vez más frecuente en Canarias.

Delfín listado (Stenella coeruleoalba)
Es bastante fácil de identificar por su dibujo característico en los flancos. Se sumerge hasta un mínimo de 200m en busca de alimento, en inmersiones de entre 5 y 10 minutos de duración. Puede formar grupos muy numerosos, de hasta 500 ejemplares, aunque en el Atlántico suelen ser de menos de 100 individuos. A menudo se asocia con el delfín común, de tamaño y forma similar aunque con patrones de color distintos.
Es un gran acróbata, le encanta saltar y hacer piruetas y cabriolas en el aire. Puede alcanzar hasta los 7 metros de altura en algunos saltos.delfin listado
Su aleta dorsal es alta en relación con el tamaño del cuerpo.
La coloración varía del gris azulado al gris pardusco.
Es frecuente verlo siguiendo las olas creadas por los barcos.

Calderón gris (Grampus griseus)
Son relativamente fáciles de identificar con su cuerpo lleno de cicatrices que aumentan con la edad de los individuos.
Su color se aclara con la edad, de modo que muchos ejemplares adultos son prácticamente blancos, aunque hay un gran margen de variación, con ejemplares adultos que pueden ser tan oscuros como otros tipos de calderones. Tienen la frente ligeramente abultada, que cae de manera muy acentuada hacia la boca, en la que no se aprecia el pico.
6767859db30145aeb8e6ecd5022db42ecalderongris.jpg
Es una de las especies que, junto con el delfín mular, más se acerca a la costa en Canarias.
Realiza inmersiones cortas de entre 1 y 2 minutos, pero puede permanecer sumergido hasta 30 minutos.

Calderón tropical (Globicephala macrorhynchus)
El calderón tropical es uno de los cetáceos que se puede ver ocasionalmente en Fuerteventura, aunque en Canarias hay poblaciones residentes durante todo el año entre las islas de Tenerife y La Gomera. A veces se pueden observar manadas enteras flotando a la deriva. Es de color negro o gris oscuro y tiene la frente redondeada. Puede sumergirse durante unos 40 minutos, llegando hasta los 1.000m de profundidad en busca de calamares y otros cefalópodos de los que se alimenta.
calderon tropical
En su cabeza y frente redondeada se encuentra el órgano conocido como “melón”, común a todos los cetáceos con dientes. Se cree que les sirve en la ecolocalización (algunos animales emiten sonidos en su entorno e interpretan los ecos que generan los objetos a su alrededor).
Los grupos están formados de 10 a 30 individuos y tienen una estructura matriarcal.

El Equipo de FuerteCharter

 

Cetáceos en Fuerteventura

En nuestro querido archipiélago, parte de la Macaronesia, tenemos la suerte de contar con unas condiciones oceanográficas y geomorfológicas ideales para la coexistencia de especies marinas propias tanto de la fauna cálida y tropical, procedentes del norte, como de las aguas templadas o frías, procedentes del sur.
Estas características nos transforman en uno de los lugares del mundo con mayor variedad de cetáceos en sus aguas, estando sin duda a la cabeza en toda Europa.
Según los científicos y estudiosos Vidal Martín y Manuel Carrillo (Red Canaria de Varamientos y Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en Canarias), en las aguas de las Islas Canarias han sido identificadas unas 30 especies de Cetáceos, incluyendo ballenas y delfines.
Los primeros avistamientos de los que tenemos constancia se remontan al siglo I a.C., datos recogidos en un texto de Plinio sobre la afluencia de ballenas en estas costas. Los restos aborígenes de vértebras y costillas de grandes cetáceos, al igual que los elementos decorativos y tallas en hueso de ballena, nos revelan que verdaderamente estos grandes mamíferos acuáticos llevan siglos morando en nuestras aguas.
Según Vidal Martín, las principales especies de las que tenemos constancia son: zifios, cachalotes y calderones (buceadores de grandes profundidades, que pueden sumergirse hasta 3.000 m para conseguir alimentarse de cefalópodos, crustáceos de profundidad…). También contamos con diversas especies de delfines y ballenas (rorcual común, tropical y norteña), algunas de las cuales se alimentan (de cardúmenes de peces) y reproducen en nuestra aguas, y son residentes de ellas, en algunos casos hasta por varios años.
El sector turístico está comenzando a explotar el avistamiento de estas especies cerca de nuestras costas y, según los expertos, es una actividad que si está bien realizada no tiene por qué suponer una amenaza para los cetáceos. En el sur de Tenerife, La Gomera y Gran Canaria  las excursiones en barco para realizar los avistamientos son más fáciles debido a que los cetáceos se encuentran en zonas de aguas tranquilas, muy cercanas a la costa. En Fuerteventura y Lanzarote se complica un poco más, debido a la mayor inestabilidad de las aguas, aunque poco a poco es una actividad que va creciendo, aumentando nuestra oferta turística en lo que se refiere a experiencias náuticas.
Nuestra isla de Fuerteventura dispone de La Senda de los Cetáceos, una iniciativa científica, artística y social mediante la que se exponen los restos del esqueleto de cetáceos varados en nuestras playas en espacios públicos, para que sirvan de fuente de información y sensibilización ambiental. Esta iniciativa ofrece a los artistas la oportunidad de integrar paisaje, arte y naturaleza, y a los científicos, la oportunidad de poder estudiar el esqueleto de estos inmensos animales marinos, una vez se han estudiado otros aspectos como las posibles causas de los varamientos y la muerte de los cetáceos que cada año llegan a nuestras costas.
Podemos encontrar alguna de estas obras escultóricas en lugares como Las Salinas del Carmen (Puerto del Rosario), donde se expone desde 2003 la gigantesca estructura ósea de un ejemplar hembra de rorcual común (Balaenoptera physalus) de 19,5 m de longitud, encontrada el 18 de abril de 2000 varada en la costa de Majanicho (La Oliva). En el Saladar de Jandía, en Morro Jable (Pájara) se expone desde 2006 el esqueleto de un cachalote macho (Physeter macrocephalus) de 14,5 m de longitud, varado en El Granillo (Pájara) en 2004. Otras piezas de esta senda son de zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris), calderón tropical (Globicephala macrorhynchus), considerada una especie “vulnerable” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, y un ejemplar de cachalote (Physeter macrocephalus).
El estudio osteológico de estos ejemplares pretende desvelar si existen poblaciones macaronésicas o incluso exclusivas de las canarias, al producirse variaciones osteológicas en especies que se han adaptado a un área determinada.

En las excursiones que realizamos con FuerteCharter, en muchas ocasiones tenemos la gran suerte de poder observar a estos impresionantes mamíferos, que acuden a nuestro encuentro, sobre todo en la zona este de la Isla de Lobos. A veces se nos acercan como si quisieran saludarnos y esos momentos son una experiencia realmente increíble tanto para nuestros clientes como para nosotros, la tripulación.

En próximos artículos haremos una clasificación de los diferentes cetáceos que habitan nuestras aguas majoreras, para explicar las singularidades de estos grandes mamíferos.

 

Apuntes sobre cetáceos:
– Mamíferos de grandes dimensiones que viven exclusivamente en medio acuático y no necesitan de tierra firme para parir.
– Se dividen en dos subórdenes: Mysticeti (cetáceos barbudos
que se alimentan filtrando con sus barbas el alimento del agua) y Odontoceti (animales cazadores, con una dentición homodonte con todos los dientes iguales).
– Longevidad: varía con la especie; desde 30 años que viven algunos delfines hasta 60 años en el caso de los calderones.
– Se ven amenazados por el uso de sónar marino en ejercicios navales, por las colisiones con barcos de alta velocidad, con ferrys y con cargueros, y por las plataformas petrolíferas, por la contaminación acústica y la degradación del hábitat.

El Equipo de FuerteCharter

Fuerteventura y la pesca

Los testimonios históricos y los restos arqueológicos nos sugieren la importancia que la pesca ha tenido como actividad esencial de los habitantes de la Isla, y su importancia en la alimentación local, especialmente en periodos de sequía y hambrunas. La productividad de este mar (la mayor del archipiélago canario, aún en la actualidad) ha contribuido a que Fuerteventura mantenga una importante tradición marinera.

La pesca artesanal, seña de identidad de la Isla, ha sido la principal actividad de los marineros majoreros, que en pequeños barquillos (antiguamente a remos y vela latina, hoy a motor) han pescado en sus costas.

Los antiguos pobladores de Fuerteventura, «los mahos», ya practicaban la pesca y el marisqueo como actividad complementaria a su predominante economía pastoril.
La importancia del marisqueo la determina la existencia de numerosos concheros (acumulaciones de restos de caparazones de molusco marinos como lapas, mejillones o «burgaos», junto a otros restos de cerámicas o instrumentos de piedra) localizados en diversos puntos del litoral, así como en poblados y asentamientos.

La pesca de los aborígenes majoreros era de orilla, desde la tierra pescaban peces de aguas litorales, como viejas, samas o morenas.

Entre las técnicas usadas por los aborígenes, figuran la pesca nocturna con mechones de tea, la pesca de caña con anzuelos de hueso y la pesca con trampas o redes de juncos. La técnica más interesante utilizada por los antiguos es el «barbasco» o «embroscado»; consiste en capturar peces en los charcos de la orilla, aprovechando la bajada de la marea. Para ello, la savia de la tabaiba o el cardón se disuelven en el agua del charco y las propiedades tóxicas de esta savia lechosa adormecen a los peces y permiten su captura prácticamente con la mano.

El alargado litoral de Fuerteventura está salpicado de pequeños pueblos pesqueros, muchos de ellos con una larga tradición pesquera. Alguno de estos núcleos fueron, en principio, improvisados refugios, a veces en cuevas o chozas temporales a las que los pescadores acudían en determinadas épocas del año en busca de mejores capturas; es el caso de los Molinos o Pozo Negro.
Los marineros vivían antiguamente con grandes dificultades económicas; el pescado era barato y en Fuerteventura «no corría el duro», siendo el trueque la base de la economía doméstica durante mucho tiempo.

La escasez era un factor para que los niños saliesen pronto a la mar a aprender el oficio del marinero transmitido de padres a hijos y que por tradición ha sido exclusivamente masculino; muchos niños antes de los 10 años navegaban en las pequeñas embarcaciones del padre e incluso embarcaban apenas cumplidos los 12 ó 14 años a la pesca de altura en África. Mientras, las mujeres eran quienes administraban la casa ante la ausencia casi permanente del hombre embarcado o faenando. Incluso los acuerdos con los intermediarios para la venta del pescado, los comprantes, era tarea femenina; controlaban las pesadas de la pesca y recibían los pagos.

Los pescadores majoreros —conocedores de las artes de la pesca, los fondos marinos, los vientos y las especies de mayor interés— eran expertos navegantes pero nunca necesitaron de cartas náuticas ni instrumental, sino que fijaban su posición «marcándose» desde tierra sólo con su buena vista y su capacidad de orientación.

Hoy, la pesca sobrevive por el empuje de los marineros que además han sabido conservar los recursos del mar majorero. Pero la construcción, sobre todo turística en la costa, la presión de otros sectores productivos y la elevación del nivel de vida hizo difícil, a finales del siglo XX, la dedicación a la pesca artesanal, una profesión en parte hoy nuevamente recuperada.

Si quieres conocer todos los detalles de la historia de la pesca en Fuerteventura te invitamos a que visites el Museo de la Pesca Tradicional de El Faro de Cotillo.

El Equipo de FuerteCharter

 

Isla de Lobos, Fuerteventura

Al noreste de Fuerteventura, a poco más de 2km. de Corralejo, encontramos la Isla (o Islote) de Lobos; un rincón prácticamente virgen, paraíso de aves y flora que no podemos encontrar en otra parte del planeta. Es uno de los lugares más antiguos del archipiélago canario (data del Pleistoceno), más salvajes y menos tocados por la mano del hombre; compuesto por campos de lava y depósitos de arena volcánica, erosionados por los vientos alisios, y marcado por un clima sin lluvia. Antiguamente —en el siglo XV— esta isla estuvo habitada por piratas y por un agrupamiento de focas monje —llamadas por los lugareños Lobos Marinos, de ahí el nombre del islote— que desaparecieron totalmente de la zona a manos de los pescadores que consideraban que la voracidad de estos animales acabaría con la pesca, ya que necesitan entre 30 y 40kg. de pescado al día. Actualmente es una especie muy amenazada —por la persecución del hombre para conseguir su piel y su grasa— de la que quedan pocos asentamientos.

Paraíso canario

Hasta 1968, el islote estuvo habitado de forma estable por Antonio Hernández Páez —Antoñito «el farero»— y su familia, pero el faro de Martiño que custodiaba fue restaurado y hoy en día funciona automáticamente. Esta isla también vio nacer, en 1903, a la escritora española Josefina Pla; poeta, dramaturga, narradora, ensayista, ceramista, crítica de arte y periodista. Aunque española de nacimiento, su nombre y su obra están totalmente identificados con la cultura paraguaya del siglo XX, país al que llegó en 1927.

Actualmente en la Isla existe un pequeño agrupamiento de casas —conocido con el nombre de El Puertito— formado por chozas de pescadores que acuden en verano, o fines de semana, a disfrutar de la paz y la tranquilidad que se respira en este paraíso, y algunos, como Elías y Tita, que disfrutan de esta paz todo el año.

La Isla de Lobos —formada por pequeños acantilados que dejan paso a pequeñas calas de aguas turquesas— fue uno de los primeros espacios naturales de las Islas Canarias en ser protegido. En 1982 se declaró Parque Natural (junto a las Dunas de Corralejo), pero por el alto valor medioambiental que posee, en 1994 se constituyó, de forma independiente, como Parque Natural del Islote de Lobos. Actualmente ha sido declarada como ZEPA (zona especial de protección de aves), IBA (área importante para las aves) y LIC (lugar de interés comunitario), lo que ha obligado a delimitar zonas de uso restringido, para no dañar ninguna de las especies que la habitan, debido a la fragilidad de las mismas.

Además Lobos tiene un alto valor patrimonial y etnográfico ya que cuenta con salinas, hornos de cal, aljibes, el faro de Martiño (construido en 1865) y la presencia de varios yacimientos paleontológicos (períodos Jandiense y Erbanense).

Lobos cuenta con una gran biodiversidad, ya que alberga poblaciones de especies endémicas canarias que sólo se encuentran aquí, como Limonium ovalifolium ssp. Canariensis; además de la gran cantidad de aves marinas y migratorias que viven y sobrevuelan el islote. Existen unas 300 cuevas donde habita la pardela cenicienta y la pardela chica; incluso se han visto parejas de águila pescadora y en los huecos de los acantilados volcánicos del islote viven numerosas aves, como el petrel de Bulwer, la gaviota patiamarilla y el paiño común. De forma esporádica, se puede encontrar, en los arenales de la zona norte, la famosa y en peligro de extinción avutarda hubara. Otras aves migratorias que han llegado a Lobos son las garzas reales, garcetas, zarapitos, chorlitejos, espátulas… y unas 20 especies de aves que hacen nido como el guirre. Además de esta importante avifauna, existen lagartijas, perenquenes, conejos,… y sobre todo unos fondos marinos considerados entre los mejores del Atlántico donde abundan barracudas, viejas, sargos y rayas, que hacen que bucear en este islote sea un auténtico espectáculo de color y diversidad difícilmente comparable a otros lugares.

En esta aventura de contarle las maravillas de Fuerteventura iremos hablando de todas estas especias que habitan este paraíso con nosotros.

El Equipo de FuerteCharter

IMG_4265

El entorno de FuerteCharter

Como decíamos en la introducción a este blog, vivir en una isla como Fuerteventura es toda una fortuna. Allá donde poses la mirada, la naturaleza te regala un espectáculo visual incomparable.

FuerteCharter tiene la suerte de desarrollar su actividad diaria —excursiones en barco con paseos en kayac, SUP y snokell— en el extremo noreste de esta Isla de Fuerteventura, en la localidad costera de Corralejo.

Corralejo —un pueblo de gentes de mar que los avatares de la vida fueron transformando en el centro turístico más concurrido del norte de la isla— es el punto de enlace con la isla vecina, Lanzarote, de la que nos separa el Estrecho de la Bocaina (15 km), y entre estas dos islas despunta, solitario y salvaje, el Islote de Lobos. Parece que en anteriores edades geológicas el Estrecho de la Bocaina no existía y las dos islas —y también el islote— formaban parte de la misma extensión de tierra.

El estrecho ofrece unas condiciones perfectas para la práctica de la vela, debido a la canalización de los alisios, por lo que es el lugar de recorrido diario de FuerteCharter que, dependiendo de las condiciones, ofrece sus excursiones al islote de Lobos, o travesías hasta la vecina isla de Lanzarote.

El brazo de mar que separa Fuerteventura del islote de Lobos es un canal conocido con el nombre de El Río. Está situado a 2km de Corralejo y sus aguas no superan de mucho los 10m de profundidad.

El islote de Lobos, con sus 6km2 y su altura máxima de 127m en el cono volcánico de La Caldera, tomó el nombre de los antiguos habitantes que moraban en sus costas: una colonia de Focas Monje o Lobos Marinos. Este islote es un paraje singular y forma parte del parque Natural de las Dunas de Corralejo, una belleza que no pasa desapercibida para visitantes ni residentes. Es un área de gran riqueza y valor biológico —tanto en lo terrestre como en el fondo marino, declarado área de reserva submarina—, que describiremos con más detalles en próximos artículos, donde os hablaremos de la familia del farero —Antoñito— que la habitó hasta 1968, de sus especies marinas, de sus humedales, de su playa de La Concha y de su precioso Puertito.

Otro de los encantos que podemos destacar de la zona son los diferentes puntos muy recomendables para las inmersiones con bombona, como por ejemplo El Veril del Calamareo, con bóvedas, cuevas y pasillos entre rocas, El Veril de la Bocaina, El Bajón del Río, que alterna roca y arena blanca, El Punto de los Becerros, destacado por su gran cantidad de peces, y la zona de La Carrera, con pocas corrientes y muy protegida de los vientos.

Sin duda alguna, FuerteCharter tiene un gran privilegio. ¿Queréis venir a compartirlo con nosotros?

El Equipo de FuerteCharter

 

 

 

FuerteCharter: más que una excursión en barco

Si paseas por el muelle de Corralejo no será difícil que te encuentres con Ildefonso Chacón —más conocido como Fonfo—, todo un amante del mar del norte de la isla de Fuerteventura y director de nuestra empresa FuerteCharter.

La relación de Fonfo con el mar le viene desde bien pequeñito, ya que, aún siendo natural de Puerto del Rosario, sus padres siempre tuvieron casa en Corralejo, en la Playa de Waikiki. Así que apenas levantando 5 palmos del suelo tuvo su primer barco, y en las diferentes etapas de su juventud practicó todos y cada uno de los deportes acuáticos que se le pusieron por delante.

Fonfo recuerda los años en que Fuerteventura, y Corralejo en concreto, eran un paradisíaco desierto, con olas para los pocos que osaban surfearlas, y recuerda también el paso por la isla de algunos deportistas, famosos en la actualidad —como Björn Dunkerbeck—, que en aquellos entonces no eran más que chiquillos, exhibiendo trucos en el agua que los majoreros no habían llegado ni a imaginar.

Eran otros tiempos, como él dice, y aunque la soledad extrema del paisaje de esa época ya casi no existe, está encantado de que la isla se haya llenado de visitantes y residentes de tantas nacionalidades diferentes, que han enriquecido con su granito de arena —y lo siguen haciendo— este paraíso que es su isla de Fuerteventura.

La vocación por el mar, como hemos dicho, le viene desde bien pequeño: digamos que por las venas le corre agua salada. Y la llamada empresarial también le alcanzó pronto, ya que su empresa de alquiler de barcos FuerteCharter, que en la actualidad roza su décimo aniversario, nació de otras grandes empresas familiares: Deportes Chacón y Náutica Chacón.

En la actualidad Fonfo dirige FuerteCharter junto a su esposa Inma Morales, acompañado también de un magnifico equipo de trabajo, al que está sinceramente agradecido por llevar a FuerteCharter hacia lo que es hoy en día: una empresa de alquiler de barcos en Corralejo con muchos valores añadidos.

Y es que el principal objetivo de FuerteCharter es compartir con todos sus clientes —y contagiarles— la emoción por el mar. No es simplemente el hecho de llevarles de excursión náutica a la Isla de Lobos, no es sólo disfrutar del paseo en barco y de las maravillas que ofrece la naturaleza, sino ir más allá, animarles a conseguir retos que nunca se habían planteado, ofreciéndoles diferentes actividades, como aprender a utilizar un kayak, un SUP, respirar por un tubo de snorkel, bañarse en medio de bancos de peces, darles de comer… ¡Estar abiertos a aprender algo nuevo cada día!

Para realizar estas actividades, FuerteCharter dispone de dos tipos de embarcaciones: un catamarán y una lancha semirrígida, para alquilar tanto en excursiones náuticas privadas (grupos cerrados) como en las llamadas excursiones de ticket, para grupos abiertos. La experiencia y el conocimiento de la zona hace que la combinación de estas dos embarcaciones, en una misma excursión náutica, sea la mejor forma de visitar el islote vecino, ya que además de la incomparable vuelta a la isla de Lobos, la semirrígida les permite meterse a explorar las lagunitas del lugar, todo un paraíso difícil de explicar con palabras.

Podemos seguir hablando de la profesionalidad y mimo con que FuerteCharter trata a todo el que se embarca en sus aventuras, pero lo mejor es que vengáis vosotros mismos a comprobarlo y poder contarlo a los demás. ¡Os esperamos!

El Equipo de FuerteCharter

Tuneras: paisaje de Fuerteventura

El paisaje de Fuerteventura es característico por su extensión desértica. Kilómetros de terreno que se presentan ante la vista como llanuras infinitas donde se pierde la mirada, interrumpidas por algunas elevaciones, volcanes, montañas y malpaíses.

Sin embargo, tanto terreno árido plano, a menudo está salpicado por tuneras, que pintan de verde los rincones más curiosos de esta isla del viento.

Las tuneras, como se llama en Canarias a las Opuntias, son plantas arbustivas que pertenecen al género de las cactáceas.

PROCEDENCIA Y DISTRIBUCIÓN
Existen entorno a 250 subespecies de Opuntias y todas ellas proceden de América, aunque en Europa muchas de ellas se han naturalizado y se consideran invasoras.

Pueden encontrarse distribuidas desde el nivel del mar hasta los 3000 metros de altitud.

En Canarias, primer territorio no americano donde se plantaron, se encuentran dos de estas subespecies que se consideran invasoras y se han naturalizado en las islas

  • Opuntia ficus
  • Opuntia dillenii

El resto de subespecies puede encontrarse a veces dispersas en los bordes de los caminos o alrededor de casas terreras.

MORFOLOGÍA
La principal característica de las tuneras es que crecen por segmentos, llamados cladodios o “palas”, de los que a su vez salen otras palas y también flores y el delicioso fruto que producen, los higos.

Las palas tienen áreolas, que son pequeñas protuberancias de las que salen los gloquidios, agrupaciones de pequeñas espinas.

Pueden tener tamaños muy diversos, desde pequeños arbustos, matorrales o incluso de estructura arbórea.

Hablaremos concretamente de la especies invasoras en Canarias (Opuntia ficus y Opuntia dillenii), que son las que nos dan ese fruto tan delicioso que llamamos higo pico, higo picón o tuno, y también son las responsables de la gran cantidad de cochinilla que introdujo a Canarias en la industria del tinte, ya que estos insectos, secados y utilizados para producir tintes carmín, proliferan abundantemente en las tuneras.

OPUNTIA FICUS
Esta subespecie se conoce como tunera común y presenta unas palas entre 30 y 50cms, con espinas pequeñas y poco numerosas. Incluso las palas adultas puede que no tengan pinchos. Suelen alcanzar los 3-4 metros de altura.

Hay quienes hacen una sutil diferencia entre Opuntia ficus-indica u Opuntia máxima, que es la más abundante y la Opuntia ficus-barbarica, que presentan menos espinas, y porque una tiene las flores más amrillenta y otra más anaranjadas, pero no es una diferencia muy notable, incluso los profesionales no se ponen muy de acuerdo.

Excursiones Fuertecharter | Tuneras en Fuerteventura
©www.datuopinion.com
Excursiones Fuertecharter | Tuneras en Fuerteventura
©huismanfoto.eu

OPUNTIA DILLENII
También conocida como tunera (o penca) india o tinta. Presenta las palas más pequeñas que la tunera común, entre 20 y 30 centímetros. Las áreolas presentan entre 6 y 8 espinas fuertes y amarillas. Suelen alcanzar los 2 metros de altura y la pulpa del fruto se caracteriza por ser de color rojo. No es habitual por encima de los 300m de altitud, por lo que domina en la zona costera.

Excursiones Fuertecharter | Tuneras en Fuerteventura
©faluke.blogspot.com
Excursiones Fuertecharter | Tuneras en Fuerteventura
©www.prota4u.org

CONSEJOS PARA COGER TUNOS SIN PINCHARSE
Es recomendables coger los tunos de espaldas al viento, para que no empuje las espinas hacia nosotros. También es recomendable usar tenazas y, una vez cogidos, tirarlos al suelo y barrerlos, o darles con otra planta resinosa, para que se le queden pegados los pelillos. De ahí es aconsejable ponerlos debajo del grifo para quitar las espinas restantes.

Excursiones Fuertecharter | Tuneras en Fuerteventura
©libredelacteos.com

El Equipo de Fuertecharter

Navegando por Fuerteventura