FuerteCharter | Ballena azul en Fuerteventura

Una ballena azul en Fuerteventura

Hace unas semanas el estrecho de la Bocaina que separa Fuerteventura y Lanzarote, el lugar por donde desarrollamos nuestras excursiones en barco desde Corralejo, era noticia debido al avistamiento, por parte de un grupo de investigadores, de una ballena azul en aguas Canarias. Este avistamiento se produjo dentro de la campaña del proyecto Canarias con la Mar, financiado por la Fundación Biodiversidad, el Ministerio de Medio Ambiente (MAGRAMA), el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Fuerteventura.

Características de la ballena azul

Este cetáceo de la familia de los Rorcuales azules (en latín: Balaenopteridaees) es uno de los animales más grandes de la tierra (el dinosaurio más grande conocido es más pequeño que estas ballenas). Llegan a medir  31m de longitud y pesan poco más de 150 toneladas. Los ejemplares que habitan el hemisferio sur son generalmente de mayor tamaño que las del hemisferio norte; suelen ser más grandes las hembras (para poder parir sus enormes crías) que los machos (un máximo de 24m y 80 toneladas). Pueden llegar a profundidades de 500 metros. Normalmente se desplazan a 22 km/h, aunque si perciben alguna amenaza pueden alcanzar hasta 50 km/h, llegando a bajar esa velocidad hasta los 6.5 km/h cuando se alimentan.

De cuerpo alargado y cabeza ancha, este impresionante rorcual no tiene dientes, sino barbas, unos 300-400 formaciones en cada lado de su mandíbula, parecidas a las cerdas de un cepillo, ideales para capturar presas pequeñas y que pueden medir hasta 1 metro.

Puede permanecer bajo el agua por periodos de 10 a 20 minutos, saliendo a respirar después de este tiempo a la superficie, lanzando el chorro característico de esta especie, que puede llegar a alturas de 6 a 12 metros, ¡imagínense las dimensiones!

Alimentación de la ballena azul

Sorprendentemente la alimentación de estos impresionantes animales se basa en crustáceos muy pequeños; el krill es su sustento favorito. Cada individuo puede comer hasta 40 millones de estos crustáceos diarios en su época de alimentación, y necesitan alrededor de 1.5 millones de calorías al día para mantenerse activos.

Los océanos Pacífico Norte y Antártico Norte, albergan las poblaciones más grandes de estos cetáceos. Se trata de una especie muy dañada por la caza de ballenas y en muchas zonas aún no se ha recuperado. De las 4 subespecies de estos rorcuales azules que hay en el mundo, solo una habita en el Atlántico Norte, y se estima que no hay más de 400 individuos en nuestra zona del Atlántico, con lo que haber avistado una en nuestras aguas es todo un privilegio. Estamos deseando encontrarnos con esta ballena azul en nuestras excursiones en barco desde Corralejo.

Comportamiento de la ballena azul

En cuanto a su comportamiento se han avistado ballenas azules en solitario, en pareja o en grupos pequeños de no más de 7 individuos. Cuando hay gran cantidad de alimento, y en situaciones contadas, se han llegado a ver hasta 60 de estos animales juntos. Generalmente se alimentan a más de 100 m de profundidad durante el día y solo en la noche en la superficie. Su alimentación es por un sistema de filtrado: abre su boca introduciendo gran cantidad de agua y de krill, entonces cierra sus mandíbulas y empuja el agua de vuelta hacia fuera a través de sus barbas, quedando sus presas atrapadas; con este sistema accidentalmente consume también pequeños peces, crustáceos y calamares que nadan entre el krill.

Reproducción y crías de la ballena azul

En cuanto a su reproducción, su periodo de gestación dura alrededor de un año, y su madurez sexual llega aproximadamente a sus 10 años. Dan a luz una sola cría cada 3 años. Los ballenatos nacen en invierno en aguas cálidas con la capacidad de realizar una migración de miles de kilómetros hasta aguas polares donde alimentarse el siguiente verano. Las crías, al nacer, miden unos 7 metros de longitud y pesan hasta tres toneladas; durante 8 meses se alimentan de leche materna, casi 400 litros al día, creciendo diariamente hasta 90 kg más, con lo que cuando les llega el destete probablemente la cría ya ha doblado su tamaño.

Tienen una larga esperanza de vida, una media de 90 años, aunque pueden vivir incluso hasta los 110 años.

El Canto de la balleza azul

Estos grandes animales emiten un sonido profundo y resonante que se puede captar a cientos de kilómetros bajo las aguas. No se sabe mucho sobre los motivos que les llevan a producir estos cantos, pero todos los grupos de rorcuales azules emiten llamadas de al menos entre 10 y 30 segundos de duración.

La ballena azul es una especie en peligro de extinción por varios motivos, muchos ejemplares mueren por heridas realizadas por grandes buques o por quedar atrapados en redes de pesca. Por supuesto, el calentamiento global afecta a las especies de las que se alimenta. Actualmente la caza de ballenas está penada en cualquier continente, aunque sigue habiendo caza ilegal. Es importante proteger las zonas de concentración de la especie y sus corredores migratorios. Su presencia en la zona de Fuerteventura y Lanzarote nos vuelve a recordar la importancia de esta zona.

FuerteCharter | Ballena azul en Fuerteventura

Deseando estamos ver más de cerca a esta ballena azul, a la que se ha llamado Esperanza, en nuestras excursiones desde Corralejo. Les mantendremos informados.

Equipo de FuerteCharter 

 

FuerteCharter | Ballena azul en Fuerteventura
ngm.nationalgeographic.com